Análisis de sangre y de orina para la detección de alergias

Para determinar la intolerancia a ciertas sustancias o alimentos, los análisis de laboratorio juegan un papel clave, pues solo a través de la sangre es posible medir las reacciones del sistema inmunológico y los parámetros que determinan una alergia. Huelga decirlo, los análisis de sangre se cuentan entre uno de los test médicos más comunes ya que aportan una gran cantidad de información sobre el estado de salud de un paciente sin ser invasivos.

¿Cómo se llevan a cabo los análisis de sangre?

Es necesario tomar una muestra de sangre venosa, a fin de someterla en un laboratorio a diferentes reacciones químicas para así conocer su composición con todo detalle.

Tipos de análisis

Los análisis de sangre pueden dividirse en dos categorías principales:

  • Hemograma

El Hemograma determina la cantidad existente de células sanguíneas, respondiendo también si su estructura es la convencional y si ha podido ser alterada. Se centra en la observación y estudio de los glóbulos rojos, los neutrofitos y  los leucocitos entre otros elementos.

  • Bioquímica

La bioquímica no se enfoca en las células de la sangre, sino en sus componentes químicos, analizando principalmente las hormonas, las vitaminas y los minerales como el hierro, el magnesio y el potasio que hay en el cuerpo humano.

Análisis de orina

Una alternativa a los exámenes de sangre, consiste en el uroanálisis o análisis de la orina. Este se efectúa sobre una muestra del paciente en la que se realiza un diagnóstico médico. En la origina se pueden encontrar patologías diversas de carácter urgente, grave o habitual.

Ambos test son muy efectivos para el diagnóstico de las alergias, pues ayudan a cuantificar la sensibilidad del sistema inmunológico a ciertas sustancias.

Otras Alergias